La organización Panàtics ha elaborado recientemente un estudio sobre la calidad de las diferentes panaderías en el territorio nacional, titulado La Ruta Española del Buen Pan 2017. En ella, han recogido las 80 mejores panaderías y entre las incluidas, se encuentra Pan de Arguiñáriz, siendo la única panadería navarra que ha entrado en el ranking de los mejores 80 artesanos de todo el país: por sus procedimientos de máxima calidad y el compromiso con la agricultura ecológica.

Angel Riera, propietario de la panadería ha mostrado su agradecimiento y sorpresa al ser incluidos en la ruta. Y es que el procedimiento de evaluación de los distintos establecimientos se ha realizado a través de un comprador misterioso, que ha visitado más de 500 locales a nivel estatal de manera anónima. Han llevado a cabo catas a ciegas y finalmente se han valorado ocho aspectos físicos del producto. Estas son la crosta, la suela, la miga, el olor, el sabor, el color, el peso, el gusto y la presentación. “Somos una pequeña panadería y agradecemos muchísimo el reconocimiento. Del mismo modo, lo hacemos extensivo a las pequeñas panaderías artesanas de Navarra”.

Asimismo, el artesano ha destacado la importancia de reconocer una panadería ecológica. “Desde una organización que valora el pan convencional se ha tenido en cuenta el pan ecológico, no por el hecho de ser ecológico en si, sino por la calidad que tiene”. La panadería de Arguiñáriz fue la primera empresa de Navarra dedicada a la elaboración de pan integral y la primera panadería ecológica inscrita como elaborador en el Consejo de la prodcucción agraria ecológica de Navarra.

Aunque a lo largo de los años la panadería haya evolucionado y crecido, los criterios que rigen su modo de trabajar siguen siendo los mismos: materia prima de calidad, masa madre y trabajo artesanal. “Tener harina de calidad es imprescindible para hacer un buen pan, además en nuestras elaboraciones solo utilizamos masa madre y todas las unidades de pan que hacemos les damos forma con nuestras manos”. Aunque la capacidad productiva de la panadería haya crecido en los últimos años, en Arguiñáriz siguen trabajando de forma muy artesanal. Hoy en día, venden en Navarra, Euskadi, La Rioja y Aragón fundamentalmente.