Si tienes la suerte de compartir tu vida con perros, en algún momento habrás tenido que tomar la decisión de dejar a tu perro para hacer planes, o dejar de hacer planes para estar con tu perro, ¿verdad?.

En AMALUR ETXEA no vas a tener ningún problema para alojarte con tu perro y que él también se convierta en un compañero de viaje.

Por ese motivo nuestra casa colabora con Dog Vivant y es parte de esa amplia oferta de establecimientos que también acogen a los animales de nuestros clientes. Así, nosotros también hacemos nuestro el manifiesto de Dog Vivant.

EL MANIFIESTO DOG VIVANT

Queremos ayudar a crear centros urbanos más tolerantes y adaptados al ocio con perros. Y trabajamos duro para conseguirlo.

CON RESPETO

Un Dog Vivant respeta a la gente que tiene miedo o simplemente no le gustan los animales. Incluso aunque en alguna ocasión se nos falte al respeto. Una buena noticia: en el mundo, ¡hay sitio para todos!

CON EDUCACIÓN

Un Dog Vivant se esmera en la socialización y educación de su perro, y sabe cuándo está listo para que le acompañe a sitios públicos. Recuerda que una mala actuación de uno de nosotros afecta a la imagen de todos.

CON HIGIENE

Creemos que este es un punto que hay que dejar bien claro: un Dog Vivant siempre siempre recoge las “cacas” de su perro. Se lo debemos a él y a todos nuestros vecinos.

CON TOLERANCIA

Tampoco nos gustan las comparaciones entre los niños y los perros. Uno son una cosa, otros son otra, ni más ni menos. Diferentes. Debemos aprender a convivir todos con todos, desde la educación y el respeto.

CON SENTIDO COMÚN

Queremos disfrutar de nuestro perro al máximo, pero es cierto que hay planes en los que ellos van a estar realmente incómodos. Largos viajes, salidas nocturnas, aglomeraciones de gente, ambientes muy ruidosos, temperaturas extremas…En esos casos, mejor dejarle en casa bien cómodo y seguro, con algún familiar o amigo o con un cuidador de confianza.

Y SOBRE TODO, CON AMOR HACIA LOS ANIMALES

Creemos firmemente que, si los humanos tenemos una inteligencia y capacidades intelectuales superiores a otros animales, es nuestro deber protegerles y respetarles… o por lo menos no sentirnos en el derecho de maltratarlos o utilizarlos a nuestro antojo.

¿ERES UN DOG VIVANT? ¡BIENVENIDO!